sal-de-añana-indesa

Los menús que se distribuyen a diario en las residencias forales de personas mayores y de discapacidad, así como en los centros ocupacionales de personas con discapacidad, contarán a partir de ahora con el condimento de la sal de Añana.

La Fundación Valle Salado y la sociedad pública Indesa 2010 han suscrito un convenio por el que la cocina de este centro especial de empleo utilizará la sal de Añana en la condimentación de los 1.400 menús que elabora a diario. Se estima que la cocina de Indesa 2010 utilizará al año 800 kilos de sal de Añana. Se trata de una sal mineral de manantial, natural y ecológica, que se realiza mediante técnicas tradicionales, y bajo unos parámetros de sostenibilidad y respeto por el paisaje.

La cocina de Indesa elabora los menús destinados a las residencias de la Diputación Foral de Álava de personas mayores y personas con discapacidad, además de la mayor parte de los centros ocupacionales, el albergue de Espejo, dependiente del Instituto Foral de la Juventud, y el albergue de la Fundación Catedral Santa María.

Los menús elaborados por Indesa se caracterizan por la potenciación de la cultura gastronómica local utilizando recetas tradicionales, y el fomento de la alimentación saludable y equilibrada con platos con las recomendaciones nutricionales que precisa cada colectivo. También destacan por la incorporación de materia prima de calidad, cercanía y temporada, primando los productos locales de carácter natural, y también de cultivo propio en las instalaciones del Área de Jardinería y Horticultura de la propia sociedad pública.

Por su parte, la sal de Añana, procedente del Valle Salado, es uno de los productos gastronómicos más singulares de Álava. La sal mineral de manantial que se empleará en la cocina de Indesa 2010 se compone de cristales de sal de gran pureza, gracias al origen y la evaporación natural de la materia prima. Rica en minerales y oligoelementos, potencia el sabor de todo tipo de alimentos.

Incorporación de alimentos locales

El convenio es fruto del análisis de la compra pública de alimentos realizado por el grupo de trabajo constituido por la Diputación Foral, Indesa 2010, el Instituto Foral de Bienestar Social y el Instituto Foral de la Juventud. Dicho grupo de trabajo consideró necesario avanzar en la incorporación de alimentos locales en la compra pública.

Asimismo, este convenio cumple con lo establecido en la Moción 27/2016 de 13 de abril de las Juntas Generales de Álava, relativa a la promoción de alimentos locales saludables.

Comenta esta noticia